Aceite de Argán ecológico:  El oro líquido de Marruecos

 

El Aceite de Argán ecológico es una solución de belleza todo en uno y 100% natural. Es antioxidante, regenerante y cicatrizante. Un tesoro multifacético para utilizar desde la cabeza a los pies ya que sirve para la piel, cabello, uñas… un aliado perfecto para tu día a día.

 

El 100% del total de los ingredientes procede de la agricultura ecológica.

 

Conoce sus infinitos beneficios

El Argán es conocido como el Oro líquido de Marruecos.

Destacan sus propiedades anti envejecimiento y su capacidad de nutrir e hidratar todo el cuerpo y rostro.

 

Su rica composición en AGE (hasta un 80%) lo convierte en un potente aceite antiaging con gran poder antioxidante. Destacamos su alto contenido en vitamina E, imprescindible para lucir una piel radiante y tersa.

 

El Argán contiene además gamma tocoferol. Un antioxidante natural que actúa de forma directa en la lucha contra la oxidación y los radicales libres, causa directa de la falta de elasticidad de la piel y consiguiente aparición de arrugas, estrías….

 

Minimiza tu rutina de belleza

El aceite de Argán es una solución práctica si buscas minimizar productos en tu rutina de belleza. Es el multiuso perfecto para no tener que tener un producto para cada parte del cuerpo. Está recomendado para cualquier tipo de piel y cuero cabelludo.

 

Al ser un aceite vegetal 100% puro puedes mezclarlo con aceites esenciales y personalizar así su efecto.

 

Úsalo para lubricar las zonas más íntimas y evitar la molesta sequedad.

 

Como mascarilla capilar nutre los cabellos más encrespados y castigados además de fortalecer el cuero cabelludo.

 

Cabe destacar su uso para masaje en embarazadas. Aporta elasticidad a la piel y evita la formación de estrías.

 

Es un perfecto contorno de ojos. El Argán te ayudará a mantener hidratada esta zona tan delicada de la cara.

 

Composición:

Argania Spinosa Kernel Oil *Ingrediente procedent de la agricultura ecológica.

Aceite Corporal de Argán - Regenerante - MON

17,45 €Precio
  • Si has estado alguna vez en Marruecos seguro que en algún momento de tu viaje te habrán ofrecido Argán presentándolo como si fuese un tesoro. Realmente lo es. Su composición lo convierte en un gran regenerante de la piel.  A pesar de tratarse de un aceite, el Argán no produce grasa ni crea granitos, no es comedogénico. Es de los pocos aceites naturales que se pueden utilizar incluso sobre las pieles grasas.

     

    Existen dos tipos de aceite de Argán, el aceite natural, prensado en frío y el tipo “bereber” que se obtiene de las semillas tostadas. Esta variante es muy apreciada en la “nouvelle cusine” por su excelente sabor a nueces.

     

    En MON utilizamos Argán ecológico prensado en frío y con certificación ecológica. Una garantia de pureza y calidad. Adquirimos el aceite de Argán directamente de cooperativas que lo producen en la biosfera protegida del Atlas, al sur de Marruecos.

     

    El aceite de Argán biológico puro de primera presión es una verdadera joya para el cuidado de la cara, del pelo, de las uñas y del cuerpo. Avalan siglos de tradición la eficacia de este aceite. Es apreciado por su efecto anti-aging y por la gran cantidad de antioxidantes y poderes curativos. El gamma-tocoferol es un antioxidante mucho más eficaz que el alfa-tocoferol. Esto explica sus buenos resultados en la lucha contra la oxidación y los radicales libres, causa directa de la falta de elasticidad de la piel y la consiguiente aparición de arrugas, estrías…. Además el aceite de Argán favorece la restauración de la capa hidrolipídica y de las células cutáneas cuyo tenor en nutrientes incrementa considerablemente. Los beneficios son elasticidad, suavidad y luminosidad de la piel.

Todos los Derechos Reservados: HEALTHY SPOT