El perdón como fórmula para vivir sin estrés.


Cuarentena Sin Estrés Guía Diaria de Life Coaching y Arteterapia para pasar esta cuarentena libre de estrés, pensando en positivo y creciendo.


Reflexión Inicial:


Jamás podrás librarte del estrés si continúas teniendo pensamientos de rencor. El rencor suele ir con nosotros día tras día porque nunca queremos sacar tiempo para trabajarlo y deshacernos de él. Pero en estos días que tenemos de estar en casa, qué mejor ejercicio de autoconocimiento que dedicarnos a trabajar en el perdón. ¿Cómo puedes ser feliz ahora si persistes en elegir la ira y el resentimiento? Los pensamientos de amargura no pueden crear dicha. No importa que creas tener la razón ni lo que te hayan hecho; si insistes en aferrarte al pasado, jamás te sentirás libre. Perdonarte a ti mismo y a los demás te liberará de la cárcel del pasado y te permitirá vivir en el ahora tranquilo y en paz.

Cuando crees que estás estancado en una situación o cuando tus afirmaciones no funcionan, suele indicar que has de trabajar más el perdón. Cuando no fluyes en la vida en el momento presente, significa normalmente que te estás aferrando al pasado. Puede haber remordimiento, tristeza, dolor, miedo, culpa, crítica, ira, resentimiento e incluso a veces, un deseo de venganza. Cada uno de estos estados procede de un espacio donde reina el rencor e impera una resistencia a desprenderse del pasado y vivir en el presente. Pero creo que ahora, cuando vivimos una crisis que nos obliga a estar en casa, sin trabajar y con una incertidumbre absoluta de qué será de nuestro futuro próximo tenemos por fin que realizar que sólo en el presente podemos crear nuestro futuro.

Si te aferras al pasado no puedes estar en el presente. Sólo en el momento presente es cuando tus pensamientos y palabras tienen fuerza. No has de malgastar tus pensamientos actuales en continuar creando tu futuro a partir de las experiencias negativas del pasado.

Cuando culpas a los demás, pierdes tu poder porque trasladas la responsabilidad de tus sentimientos a otros. Las personas que de una u otra manera juegan un papel decisivo en tu vida pueden provocarte respuestas incomodas, sin embargo ellas no han entrado en tu mente ni han creado esos resortes que te han hecho saltar. Responsabilizarnos de nuestros sentimientos y reacciones es dominar nuestra habilidad para responder. En otras palabras, aprendes a elegir conscientemente en lugar de limitarte a reaccionar.

El perdón es un concepto engañoso y confuso para muchas personas, pero has de saber que hay una diferencia entre el perdón y la aceptación. Perdonar a alguien no significa que apruebes su conducta. El acto de perdonar tiene lugar en tu mente; nada tiene que ver con la otra persona. La realidad del verdadero perdón reside en liberarse del sufrimiento. Se trata simplemente de eliminar una energía negativa que conscientemente habías elegido retener.

Por otra parte hay que tener claro que el perdón no significa permitir que en tu vida continúen las conductas o acciones perjudiciales de otra persona. Adoptar una postura firme y levantar barreras saludables suele ser el acto más amoroso que puedes hacer no sólo hacia ti mismo, sino también hacia la otra persona.

No importa cuáles sean tus razones para estar amargado y no haber perdonado; puedes trascenderlas. Puedes elegir. Puedes optar por quedarte estancado y amargado o hacerte un favor y estar dispuesto a perdonar lo que sucedió en el pasado; olvidar y empezar a crear una vida dichosa y plena. Posees la libertad para hacer con tu vida lo que quieras porque eres libre para elegir. No dependes de las acciones positivas o negativas de tu jefe, tu arrendador, el banco, el gobierno… no. Tu felicidad ahora y tu futuro inmediato dependen única y exclusivamente de ti. Piensa durante el día de hoy en esta afirmación:

“Cada día me ofrece una nueva oportunidad. El ayer ya ha concluido. Hoy es el primer día de mi futuro, y soy yo quien lo escribe”.

Jornada 4. Mi Momento Antiestrés: “La meditación de los 7 Colores”.


Imaginar es crear. El hecho de utilizar el pensamiento con la finalidad de crear es una forma de autonomía dirigida hacia la realización de objetivos personales.

La meditación de los 7 colores te invita a aportar la energía necesaria a los lugares que la demandan. En ella, los colores se utilizan para no intelectualizar este proceso. Además, imaginar cada uno de estos colores, evocan su vibración energética, que llenan tu cuerpo de aquella energía que más necesitas.

Piensa en sumergirte en los colores dominantes de cada estación, así favorecerás tu relación con las expresiones de la naturaleza. Es una manera de relajarte por completo, de dedicar tiempo a cuidar de ti y de tu salud, de aprender a dirigir tu pensamiento creativo en algo positivo y de conectar con la naturaleza, aun a pesar de estar quizás, sin el contacto directo de ella. ¿Ves ya como este sencillo ejercicio te va a ayudar a trabaja todos los temas que hemos venido desarrollando a lo largo de estas últimas jornadas? Pues, ¡a por ello!

Sentado, con los ojos cerrados, empieza por relajarte masajeando con las palmas de las manos el torso y la cara. Concéntrate en la respiración, que debe ser regular.

Cuando lo hayas conseguido, imagina que el color rojo te rodea aportándote serenidad. Este color irá allí donde tu cuerpo lo necesite. No trates de intelectualizarlo mucho. Solo visualiza cómo te rodea, o incluso se posa sobre una parte concreta de tu cuerpo. Sumérgete en él, siente como te evoca emociones y pensamientos plácidos. Siente con la calidez de ese color, la conexión con la naturaleza y sus energías.

Cuando sientas que te has sumergido a profundidad en el rojo, pasa al color naranja, como los rayos del sol y repite el mismo ejercicio.

A seguir pasarás al color amarillo, al verde, al azul, al malva y para acabar la meditación al blanco. Con cada uno, sencillamente te dejarás envolver sin intelectualizarlo, sintiendo una conexión profunda con tu cuerpo, que se siente sano y tranquilo, y con la naturaleza, que te armoniza y te aporta vida.

Si es posible, regresa poco a poco al presente, cuando hayas acabado, con un masaje en el torso y la cara, estimulando las sensaciones táctiles. Luego sal al balcón a tomar un poco de sol, o realiza una actividad tranquila. Momento Arteterapia: “El símbolo del Tao: todo está destinado a cambiar”


Este es el símbolo del Tao. Indica que toda situación está destinada a cambiar. En la parte blanca, el punto negro anuncia el cambio; en la parte negra el punto blanco anuncia lo mismo. significan las partes opuestas que forman un todo. La dualidad, el complemento. El negro es negativo. El blanco es positivo. Todo positivo tiene su negativo y todo negativo tiene su positivo. Ambas energías se complementan y forman la totalidad de la vida. Luego de pintarlo, escribe alrededor de él aquello negativo que en este momento hay en tu vida, y a continuación, lo positivo que hay en él. Otra manera de enfocarlo sería escribir algo que quieres que cambie, pero crees que es imposible, y a continuación, cómo esta situación podría cambiar.

Utilizar esta práctica con frecuencia te ayudará a formar a tu mente para comprender que aceptar aquello que no es permanente ayuda a crecer y a no angustiarte por el futuro. Te ayuda a vivir sin expectativas, con la mente puesta en la acción creativa positiva, trabajando por crear el mejor futuro que te puedes crear, pero dispuesto a aceptar que todo es mutable, cambiante, y que esos cambios también tienen su lado positivo porque nos ayudan a crecer.

“Mi Camino de Bienestar”: Aprendiendo a verbalizar en Positivo


Desde que te despiertes el día de hoy, decide estar de buen humor. Para conseguirlo, elige varias palabras que expresen este estado de ánimo, por ejemplo: primavera, sol, alegría, sonrisa, el nombre de una persona que te evoque buenos sentimientos, etc.

El objetivo es sencillo: comprométete a emplear esas palabras en las conversaciones de trabajo y personales a lo largo del día.

Tienen que encajar en el contexto y por lo tanto una actitud mental constructiva hará que surjan estas palabras de efecto positivo.

Hacer esto durante el día de hoy te ayudará a construir conscientemente una reserva de energía positiva a la que puedes recurrir cuando la cotidianidad sea más delicada. Este vínculo se crea, pues, mediante una implicación personal muy focalizada.


“Life Workshop - Mi espacio de Taller de Vida”: Cambia tu Paisaje

Unas ideas muy sencillas de experimentar para que puedas expresarte libremente, sin estar encorsetado. Estos sencillos actos te darán una sensación de placer y alegría que pueden abrir una ventana a la libertad.

Llevamos 3 semanas de cuarentena y yo me pregunto, ¿cuánto tiempo has dedicado para ti, para darte un gusto, un capricho? Pero hoy, si aún no lo has hecho, es el día. Después que hayas estado trabajando arduamente el tema del perdón desde ayer, necesitas darte a ti mismo un premio que te haga ver lo valiente que has sido por decidir dar el paso y adentrarte en lo mas profundo de tus conflictos pasados. Aquí te damos algunas ideas. ¡Disfrútalo! Permitirse una comida exquisita: Prepárate tu comida favorita, o esa tarta de chocolate que tanto te gusta y nunca te permites y disfrútala sin remordimientos. Recuerda que hoy estás celebrando tu valentía y tu optimismo.

Ser totalmente egoísta durante un día: Advierte a los demás de la casa que tu programa del día es: dormir hasta tarde, libro en la cama, ver aquella peli que tanto te gusta o hacer una maratón de tu serie favorita. Hoy estarás sólo para ti, no para los demás. ¡Un día al año no hace daño!

Hacer tonterías de otros tiempos: Saltar charcos en la azotea, contar chistes picantes, llamar al timbre del vecino y esconderte, salirte de tu papel de persona que habla sólo de cosas serias, te saltas la fila en la cola del supermercado… simplemente para ver cómo reacciona la gente. ¡Sienta muy bien! ¡Regresas a la adolescencia y por primera vez en mucho tiempo no tienes que ser tan responsable!

Disfrutar de un momento musical sólo, para ti mismo: Selecciona tu lista musical favorita y disfrútala. Canta, baila sin pensar en los demás. Es tu momento.


“Momento Reflexión”: Doy amor y ¡me sienta de maravilla!


Una de las mejores maneras de perdonar a una persona es reflexionar acerca de todas aquellas cosas positivas que esa persona tiene o que aporta a tu vida. Muchas veces olvidamos todo el bien que nos hace una persona solo por cegarnos en ver lo negativo. Es por ello que hoy te invito a dar amor a aquella persona a la que tienes que perdonar. Él o ella tiene sus cualidades y sus defectos. Es posible que vuestra relación no haya sido siempre óptima, pero pese al grado de conflicto que hayas podido vivir con esta persona, su imagen y su presencia en tu vida puede que sea aun importante para ti. Rellena esta lista mientras meditas en todo lo positivo de vuestra relación y te das cuenta como todo ese amor que das, te sienta de maravilla..


Me gustaría parecerme a ella por las siguientes cualidades que él/ella posee…

  • :

  • :

  • :

  • :

  • :

Me alegro de parecerme a ella en estos aspectos, que nos unen y nos hacen iguales:

  • :

  • :

  • :

  • :

  • :


¡Hasta Mañana!

7 vistas

Todos los Derechos Reservados: HEALTHY SPOT