A la conquista de nuestros sueños y deseos



Cuarentena Sin Estrés Guía Diaria de Life Coaching y Arteterapia para pasar esta cuarentena libre de estrés, pensando en positivo y creciendo.


Reflexión Inicial: A la conquista de nuestros deseos y sueños

Muy en el fondo no tenemos claro cuál es nuestro deseo, qué estamos buscando o qué es lo que necesitamos. Este particular estilo de “auto-ignorancia” está, seguramente relacionados con muchas cosas, muchas, menos la de haber llegado a tal grado espiritual como para renunciar a los deseos. La mayoría de nosotros todavía nos enfrentamos con los “obstáculos terrenales” y nos valemos de diferentes argumentos y excusas para no contactar con nuestros propios deseos. Y lo que tenemos que tener claro es que conectarse con los propios deseos es necesario aunque sea para abandonarlos o cambiarlos por otros. Sueños, deseos y proyectos sin los encargados de darle un sentido profundo y trascendente a nuestra vida. Un sentido que no se determina tan solo cuando los deseos son cumplidos, sino por todo lo vivido y todo lo intentado.

Entre las excusas que nos ponemos para conectar con nuestros deseos son los argumentos de: nosotros los abnegados, que sentimos que no tenemos tiempo para nuestras apetencias porque antes de lo que deseamos siempre debemos pensar en alguna obligación. nosotros los indecisos, que tenemos muchos deseos y estamos convencidos de que son contradictorios o incompatibles y cómo no podemos elegir uno renunciando a otros, preferimos no pensar en ello.

Los de nosotros que nos creemos tan frágiles que evitarnos ilusionarnos para no tener después que soportar la frustración.

Los devaluados que sostenemos que nuestro deseo es demasiado pretencioso y algo injusto teniendo en cuenta que merecen acceder a él mucho antes.

Los nihilistas que alardeamos explicando lo difícil que es hablar de verdaderos deseos en un mundo como este, donde las condiciones cambian continuamente.

Pero sea cual sea la excusa que nos ponemos, somos muchos los que nunca nos animamos a conectar con lo que auténticamente deseamos, y disfrutarlo. Y es que por más excusas elaboradas que nos creemos, la mayoría de las veces nuestro problema es simplemente que no estamos acostumbrados a conectar con nuestros deseos. Los mandatos, la educación y a censura nos han entrenado en esa dirección, la de privilegiar lo que es correcto antes de lo deseado, priorizar la obediencia antes que la libre elección y jerarquizar el hábito antes que el impulso. Conectar con nuestros propios deseos y reconocerlos como propios nos servirá para conocernos más, para disfrutar de su presencia, para sentirnos vivos, para compartirlos, para transformarlos en metas. Todo proyecto, toda realización se engendra a partir de un sueño primigenio, que, si anida en nuestra mente, llega a convertirse en fantasía, y ahí, si lo evocamos con frecuencia y placer, en ilusión. Después es cuando viene el proyecto, el plan y la acción.

Piensa durante el día de hoy en esta afirmación: “Hoy sé que afortunadamente no soy justo como algunos querían, pero sé también que hay algunos que me quieren justo como afortunadamente soy.”


Jornada 10. Mi Momento Antiestrés: “La diana de los Deseos”.

En esta diana, escribe aquellos deseos que quieres alcanzar, empezando del centro por el deseo mas importante o que más pronto nos gustaría alcanzar, y llenando los siguientes niveles con más y más deseos. Una vez plasmado por escrito tus deseos, colorea la diana empezando con suaves espirales ascendentes. Luego busca la serenidad y el optimismo con colores como el verde, el naranja y el azul.






Momento Arteterapia: “Del Pensamiento a la Realización”

Comencemos por pintar las montañas de más cercanía, y poco a poco vamos avanzando en el dibujo hacia el horizonte. Mientras pintamos medita en la simbología del dibujo. Imagina que cada una de esas colinas es un deseo, una ilusión, y como, poco a poco, en conjunto te llevan a lograr tu gran meta, representado por el sol. Utiliza colores azules y verdes, naranjas y amarillos y a cada trazo que haces con el color, visualízate cumpliendo un nuevo deseo que te acerque más y más a la meta.


“Mi Camino de Bienestar”: Refleja positividad en tus pensamientos

Pensar positivo crea realidades positivas. Y todo aquello que dás a los demás la vida te lo retorna de forma multiplicada. Entonces, durante el día de hoy te invito que trabajes tus pensamientos positivos con las siguientes actividades: Por la mañana: Dedica 5 minutos a enviar pensamientos positivos a las personas que cuentan para ti. Escríbelos, y mientras los escribes, concéntrate intensamente y envía esos pensamientos positivos.

A mediodía: Dedica 5 minutos a expresar positividad pronunciando lentamente la frase propuesta en el inicio de esta guía de hoy: “Hoy sé que afortunadamente no soy justos justo como algunos querían, pero sé también que hay algunos que me quieren justo justo como afortunadamente soy.” Puedes también recurrir a frases que hemos utilizado los días anteriores, y que te traigan a un estado de positivismo y entusiasmo.

Por la noche: para conciliar mejor el sueño, escribe frases agradables y dilas lentamente y en voz alta, impregnándote del significado de cada palabra. Duerme tranquilo y sereno.

Para redactar tus propias frases, recuerda:

  • Hay que redactar nuestras declaraciones siempre de forma positiva, nunca de forma negativa, es decir, dejando fuera de ellas lo que no queremos.

  • En segundo lugar la afirmación debe ser clara y corta, su mensaje debe recibirse con total claridad por nuestra mente consciente y subconsciente.

  • También debe ser redactada en presente, no en el futuro. Si pensamos y actuamos como si ya hubiese ocurrido nuestra mente se lo creerá, si la redactamos en el tiempo verbal futuro, se relajará y no la percibirá como real. Puedes incluir el verbo en “gerundio” para darle “acción” a la afirmación positiva. Ejemplo: viviendo, amando, siendo… 

  • Las afirmaciones positivas diarias deben ser firmes, seguras de si mismas, no debe tener cabida la duda en las mismas… eliminaremos palabras como “intentar”.

  • Deben ser creíbles, es decir que casen con nuestras creencias. Deben ser aceptadas por nuestra mente. Si no es así parecerán pura fantasía y no se instalarán en un sitio importante en el salón de nuestros pensamientos y creencias.  “Life Workshop - Mi espacio de Taller de Vida”: Aromas a la carta


Estas partículas se quedan impregnadas en nuestra piel y, al ducharnos, van a parar al desagüe y acaban luego en las aguas municipales, pudiendo entrar en ríos, lagos o en el mar. Si quieres conocer el arte de hacer perfumes naturales caseros, sumérgete en este workshop de hoy.

¿Cómo hacer tu propio perfume natural casero? Muy fácil, tendrás que empezar por reunir los ingredientes y materiales y elegir las esencias, aceites esenciales, que quieras usar para darle el aroma que más te agrade. Toma nota de los ingredientes y pasos a seguir sobre cómo hacer un perfume con aceites esenciales:

Ingredientes, material y proporciones base:

  • 70% de la preparación que hagas será de Alcohol puro (al 96%), sin ningún olor o alcohol de grano (tipo vodka blanco).

  • 5% será de agua destilada

  • 15% a 25% de Aceites esenciales para los aromas (mejor si son bio).

  • y todo esto lo deberás mezclar en un recipiente de cristal oscuro.

En cada perfume, tendrá que haber tres notas diferentes que conseguirás con los aceites esenciales que elijas:

  • La nota principal o nota de Cabeza (20%): es la más importante porque es la que va a dar la primera impresión a nuestro perfume. Será la carta de presentación de la fragancia, aunque su aroma es el menos durable. Recomendamos un cítrico por sus características. Compra aceite esencial de limón, de pomelo, de naranja. Podrás además utilizar cedro, canela, pachulí, sándalo o vainilla (uno a elegir)

  • La nota central o corazón (30%): básicamente, la seña de identidad del perfume. Lo que mejor van son las flores, con un tono más o menos picante, según nuestros gustos. Jazmín, rosa, lavand bergamota. Pero también podrías usar limón, lima, neroli o vergel. La nota de fondo (50%): ella será la que se quede más en la piel. Podrás usar aceites como el geranio, melisa, nuez moscada, neroli o ylang ylang..

  • Las cantidades de cada ingrediente dependerán de la cantidad que hagas y de tus preferencias, pero ten en cuenta que la nota media será el 30% del total de aceites escenciales y la de fondo debe ser el el 50% de la cantidad de aceites escnciales que vayas a usar. Además piensa que los perfumes tienen que llevar más cantidad de gotas de aceites esenciales que las aguas de colonia o baño caseras.

Elaboración:

  • Diluye el alcohol con un poco de agua en el recipiente final que vas a usar para guardar el perfume.

  • Agrega la cantidad de cada aceite esencial que hayas elegido, recomendamos que empieces por poca cantidad y que si al terminar crees que de alguno de los aceites convendría más lo añadas y, así, vayas perfeccionando la receta a tu gusto.

  • Ve moviendo el frasco con cuidado para que se vayan mezclando bien los ingredientes.

Lo ideal es dejar que macere durante 3 o 4 semanas y luego filtrarlo con un filtro de papel, pero si dejas que repose un día ya puedes empezar a usarlo. Si con solo un día de reposo no te convence el resultado, entonces sin alterar la mezcla deja que macere el tiempo antes mencionado y verás cómo mejora. Recuerda guardarlo en un cristal oscuro o en lugares en los que no le dé la luz, pues esta deteriora los aceites esenciales. Un agua de colonia usaría para 80 ml de alcohol, 50 gotas en total de aceites esenciales. Entonces tu perfume, como quieres que perdure más tiempo, deberá llevar mayor cantidad de aceites esenciales. “Momento Reflexión”: ¿Sé organizar mi tiempo?

Una vez identificamos nuestros deseos, fijamos objetivos y metas y decidimos ir a por ello, nos encontramos muchas veces con otra dificultad: la de que el tiempo no nos alcanza para nada, o, mejor dicho, la de que no sabemos organizar nuestro tiempo. En este aspecto, más vale perder unos minutos al día perfilando la lista de prioridades por orden de importancia y atenderlas una tras otra que dejarse invadir por las tareas pendientes, hacerlo todo a la vez y tener la impresión de no ser eficaz.

La tarde-noche del día anterior, prepárate para organizar tu día siguiente trazando una lista de lo que debes hacer. Luego de que has anotado todo lo que debes hacer, toma un nuevo folio y anota las tareas según este orden: 1)Indispensable + Urgente, 2) Necesario + menos urgente y 3) Secundario

La categoría 1 hay que ejecutarlas personalmente, de inmediato. La categoría 2 puede esperar o delegarse en otra persona. La categoría 3 se puede descartar o confiar a otra persona. En días posteriores ahondaremos más en la organización del tiempo, pero por ahora, espero que os divirtáis organizando sus días futuros con este ejercicio.

¡Hasta Mañana!

1 vista

Todos los Derechos Reservados: HEALTHY SPOT